Hemorroides y alimentación

HemorroidesLo primero vamos a definir qué son. Las hemorroides conocidas también como almrranas son varices o inflamaciones de las venas en el recto y el ano.

A menudo, las hemorroides aparecen a causa del esfuerzo para evacuar el intestino, aunque pueden ser causadas por otros factores como el embarazo, el envejecimiento y el estreñimiento crónico o la diarrea.

El principal síntoma de las hemorroides es sangre roja brillante en las heces, en el papel higiénico o en el inodoro. Debido a que las hemorroides son parte normal de la anatomía anorrectal, el tratamiento solo se indica en casos sintomáticos. Es recomendable que sean tratadas por médicos especialistas en coloproctología. El tratamiento suele incluir baños tibios y una crema u otra medicina. Las hemorroides complicadas pueden requerir cirugía y otros tratamientos.
Las hemorroides se dividen en internas, si se encuentran por arriba de la línea pectínea o dentada del conducto anal, y externas las que se encuentran distales o por abajo de la línea dentada. Las hemorroides internas se clasifican en cuatro grados.
a) Primer grado, la hemorroide se localiza en el tejido submucoso sobre la línea dentada. Puede defecar sangre roja viva.
b) En el segundo grado, sobresalen al defecar pero se reintroducen espontáneamente, con el cese del esfuerzo.
c) Las de tercer grado, salen al defecar y el paciente debe reintroducirlas manualmente.
d) En el cuarto grado, las hemorroides son irreductibles y están siempre prolapsadas.

La forma de tratarlas es de mantener una buena higiene anal y evitar rascar o frotar las hemorroides, para ayudar a prevenir las infecciones. Uno de los factores es el estreñimiento, por ello tenemos que añadir fibra a la dieta, como por ejemplo frutas, verduras, pan integral, líquidos abundantes, etc.
A parte de la fibra en nuestra alimentación, es muy importante evitar comidas muy sazonadas, picantes y grasas, así como el consumo de alcohol.
Muy importante es evitar esfuerzos al defecar, así como reducir el tiempo de defecación.

Para terminar, decir que lo mejor es poder evitarlas, de modo que recomendamos hacer ejercicio por lo menos tres veces a la semana durante media hora (caminar, correr o bicicleta estática) con el fin de mejorar la circulación general de su cuerpo. Evitar los alimentos picantes, como hemos comentado antes y consumir todos aquellos que tengan fibra, como el pan integral, la verdura o fruta y tomar mucha agua.

Tags: , , , ,

Escribe tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>